Hola colega,


Durante las ultimas 2 semanas mi esposo y yo hemos estado viajando por Sudáfrica explorando los paisajes bellos mientras desarrollamos a nuestro equipo.

Antes pensaba que estas cosas solo pasaban en mis sueños. Pero gracias a Dios que nuestras limitaciones mentales no son reales. Por eso estábamos en Cape Town con la familia de mi esposo, disfrutando los paisajes y desarrollando a nuestro equipo.

¿Bastante fenomenal verdad?

Te tengo que admitir que estaba bien nerviosa antes de embarcar en este viaje porque me estaba recuperando de un caso bien feo de bronquitis.

Pero resulta ser que con una actitud muy positiva y con descansar cuanto sea necesario, todo es posible. 🙂

Comenzamos el viaje en Johannesburgo celebrando a nuestro equipo. Hasta me dieron lagrimas al ver la reacción de esta gran líder cuando vio a su regalo. Un poco de ella…. Ella se unió al equipo un viernes y aprendio tanto durante el fin de semana que al llegar el lunes no sabia como iba a poder perder tiempo en su trabajo y lo dejo.

En serio. Ella dejo su trabajo y carrera para cambiar su vida.

Ella es una arquitecta y ha trabajado toda su vida para alcanzar esa meta. Al verse en una carrera que no le iba a dar su vida ideal, ella sabia que algo tenia que cambiar. Cuando su amigo la invito a unirse al equipo y vio la oportunidad se comprometió con su exito.

En solo 5 meses no solo pago todas sus deudas estudiantiles y personales, se mudo a un condominio en la ciudad pero también ya va ganando $10,000+ USD a la semana.

Una decision a implementer el sistema que funciona cambio su vida.

No te estoy diciendo que dejes tu trabajo pero es difícil ignorar lo que pasa cuando no tienes otra opción mas que cambiar tu vida para siempre.

Despues nos fuimos para Cape Town donde conocí la familia de mi esposo que vive en Sudáfrica por primera vez, tuvimos otro gran evento con el equipo y vi a pingüinos.

Sentía que no tenia mas espacio en mi corazón cuando vi los pingüinos.

Claro que estaba feliz cuando cienes de personas vienen a un evento de nosotros pero ver pingüinos en esa playa era una meta mía desde hace tiempo.

Como todas las metas, necesitas una estrategia para hacerla realidad y esta no fue una excepción.

La gente de Sudáfrica nos dio una bienvenida muy cariñosa.

Los paisajes estuvieron bellísimos.

¿Te dije que vi a los pingüinos verdad? 🙂

Estoy muy agradecida de tener un negocio y una vida que me permiten triunfar profesionalmente y personalmente.

El viaje continuo a la ciudad de East London donde vi mas pingüinos (pero no es lo mismo verlos en la playa que en el acuario.

Al estar allí volvimos a mezclar nuestra vida profesional con nuestra vida personal.

Fuimos el pueblo de Butterworth donde se crio mi esposo con su familia.

Los papas de mi esposo son misioneros. Ellos vivieron en Sudáfrica por 13 años mientras trabajan en este pueblo.

Como el padre de mi esposo es americano y su madre es de Sudáfrica el ha podido criarse conociendo varias culturas.

Ahora después de una decada, el pudo llevarme a la casa donde el vivia. Fue un momento muy emocional para el.

Estar en un lugar que el recuerda con tan lindos recuerdos junto a su esposa y a 2 de sus lideres, te abre los ojos a lo que es posible cuando ayudas a otros en esta industria.

Cuando terminamos trabajando alli, regresamos a Johannesburgo a terminar la gira con una semana alli.

Tengo que admitir que era mucho mas cómodo estar en un lugar por varios días para estar mas cómoda y (al viajar un poco menos) tener mas tiempo para atender al movimiento en las redes sociales, mis clientes y preparar mi capacitación para mas de 700 personas en vivo.

Creo que cambie mi presentación mas de 20 veces.

No es que estaba presumiendo ser perfeccionista.

Lo que paso fue que mientras mas hablaba con las personas, mas entendía lo que necesitaban. Al ajustar mi presentación, me estaba asegurando que mi tiempo con ellos les diera mas apoyo y mas resultados. 

De nada vale que venga mi equipo para aprender algo sin yo primero preparar algo que les pueda cambiar la vida.


Por eso debes tomar el tiempo para conocer a las personas y ofrecerles algo que les ayude específicamente a ellos. No todos somos iguales como emprendedores.

Resulta ser que lo que mas necesitaban escuchar era sobre como enfrentar sus miedos y creer mas en si mismos.

¿Que emprendedor no se puede relacionar con eso?

Como yo se como se siente no saber si todo va a funcionar sabia exactamente como inspirarlos- y lo hice.

Pero antes de celebrar con el equipo en grande, celebramos a nuestros lideres.

Reservamos una mansion por una noche, contratamos a un chef privado y…. a gozar.

Fue muy bonito ver a todos bien arreglados y felices por sus logros.

Quiero compartirte que este equipo comenzó hace 5 meses con un webinar con solo 4 personas.

Dos dijeron que si y dos dijeron que no. Hoy en día este equipo tiene mas de 4,000 personas y al final del 2017 estaremos a mas de 10,000.

Todo comenzó con 2 personas.

Por eso yo siempre digo que no se trata de la cantidad de personas. Solo se trata de la calidad de personas que tengas en tu equipo.

Nuestra meta esa noche en la mansion era demostrarles que hay mas que suficiente exito para todos. Que tenemos que tomar el tiempo para celebrar lo que hemos logrado.

Algo muy bonito paso esa noche…. uno de los lideres en nuestro equipo es un diseñador de ropa profesional y me regalo un vestido típico de Sudáfrica.

Decidí sorprender al equipo y salimos con nuestro vestuario a celebrarlos. Les dio tanta alegría que comenzaron a cantar.

De milagro no empece a llorar. jajaj

Esa noche fue mágica pero el siguiente día (el ultimo día de la gira) fue cuando capacitamos a muchos en el equipo y los preparamos para ganar 10 veces mas.

Les demostramos como prospectar, reclutar, soñar y duplicar.

El impacto lo estamos viendo ya en los resultados.

Las fotos no captan todo lo que hicimos y lo fenomenal que estuvo el viaje pero lo tendremos en nuestros corazones por vida.

Para serte honesta mi esposo no sabia como me iba a sacar fisicamente de allí. Yo me reía pero el estaba sinceramente preocupado pero la estábamos pasando muy bien.

Finalmente me fui por las buenas porque:

  1. Queria ver a mi perro
  2. Sabia que íbamos a regresar en unos meses
  3. Ibamos rumbo a Paris para celebrar una gira exitosa

Si aprendes algo de este logro y viaje que sea esto- no te rindas, la gente necesita exactamente lo que ofreces.

Exito colega.